Líbrate del dolor, Aquí y Ahora

Cuando piensas en algo del pasado que te agrada, por un momento disfrutas y obtienes un momento de goce y placer, pero tan sólo es un breve instante. Es perecedero, y lejos de ser un auténtico sentimiento, es un breve espejismo producido por la mente.

Al considerarlo como un recuerdo agradable, disfrutas con él, pero tan sólo porque en la mente lo juzgas como agradable, pero nada más te puede aportar una felicidad transitoria y momentánea (la cual no es auténtica, no es proveniente de ti sino del exterior)

Lo mismo ocurre con un recuerdo que en la mente despierte sufrimiento. Es un sufrimiento momentáneo, y depende de ti mismo darle el poder de hacerte sufrir. Si tú no dejas que acceda a la mente ese recuerdo, estando en el Aquí y Ahora, (si accede, obsérvalo, no lo juzgues) no puede dañarte ni hacerte experimentar sufrimiento alguno, por muy doloroso que este hubiera sido en otro momento (el pasado no existe, fue otro Ahora, pero ya no estás en ese Ahora. No le des el poder de hacerte sufrir).

Lo importante es como estés en este momento. ¿Hay algo que te impida estar bien? ¿Algo te molesta o te daña del Aquí y del Ahora? El sufrimiento sólo está en la mente, y tú no eres la mente, así que es la identificación con ella la que origina el sufrimiento.

Aquí y Ahora no hay sufrimiento. Si lo hay es porque te alejas del presente, pues el dolor no existe y es la mente quien lo produce, porque el sufrimiento no está Aquí y Ahora.

Esto no significa que no hagas nada, ni tengas proyectos. Tan sólo que si no sale como pensabas, no te frustrarás ni te causará sufrimiento.

Tener proyectos no significa vivir en ellos, en el futuro, sino ir construyéndolos desde el Aquí y Ahora.

Si eres consciente interiormente, el exterior no te alterará y seguirás sintiendo Paz.

Muchas personas viven constantemente en el futuro, inmersos en el pensamiento de cómo serán las cosas, cómo quieren que sean, pensando que todo mejorará, y que el bienestar lo lograran. La identificación con ese pensamiento origina sufrimiento, ya que está en la búsqueda de algo que da por hecho que Aquí y Ahora no tiene, alejándote de la verdad, que ya lo tienes y que no hay nada que buscar.

En ese instante percibes que algo te falta, que no eres «feliz», que no estás tranquilo, y crees y das por cierto, como te han enseñado, que en un futuro y siempre en proyectos y fuera de ti mismo, conseguirás estar mejor.

Es hora de dejar a un lado y de dar por cierto todo lo que creías, todo lo que te habían enseñado ya no te vale. Crea de nuevo esas verdades que están dentro de ti, esas que te valdrán por un tiempo determinado y te ayudarán a ir siendo más consciente. Pero ten presente, que de nuevo, al igual que las que has tenido que trascender para dar paso a las nuevas, estas tan sólo te servirán por un tiempo. Luego también tendrás que trascenderlas, pero ve paso a paso, sin prisa, con tranquilidad.

Todo está en ti mismo, puedes acceder a ello.

Mensaje de Nunc

Nota: Este artículo fue escrito cuando Nunc se retiró del mundo y comenzó a transmitir su experiencia. Es posible que algunas formas de expresión ahora no fuesen las mismas. Ve hacia lo que apunta, más allá de los conceptos. Te toca discernir.

Con la voz de Yolanda Adabuhi

La paz no se busca

La paz no se busca

Muchas buscan Paz y Felicidad durante su vida, pero en esa búsqueda hay inquietud, y eso precisamente les aleja de su cometido inicial…

leer más

¡Eres importante! Puedes colaborar en la Expansión Consciencial siguiendo a Nunc en las redes sociales, y compartiendo sus publicaciones▼