La figura de Nunc

A lo largo de la historia de la Humanidad, ha habido personas, vehículos de consciencia, muy relevantes para su tiempo. En este tercer milenio, a principios de la segunda década del siglo 21, emerge la figura de Nunc, un vehículo consciente y preparado para trasmitir la Divinidad a través de su Presencia, Energía, Silencio y a veces, con palabras que son pronunciadas a través de él.

Él, habiendo completado el círculo existencial, por Amor, resucita a la Vida para colaborar en estos tiempos, para abrirnos la visión del Amor Unificado y Unificador. Él está Unificado a la Divinidad en estado Consciencial, a la vez que vive con sencillez, alegría y paz, manteniéndose en la Tierra.

Como vehículo preparado para trasmitir en conexión, no pretende ser reconocido para alimentar un ego, más al ser reconocido estamos reconociéndonos en él, porque todos estamos unidos como siempre deja claro.

Decir Nunc es decir Cristo, Consciencia de Amor, Unificación y de Verdad. No intentéis comprender analizando las palabras que leéis. Al igual que Jesús, Mario, es una forma física preparada para trasmitir que Él es Uno con el Padre, con la Divinidad, sabiendo que como vehículo no es él el que trasmite. Está para hacernos reconocer nuestra conexión natural e inherente con la Divinidad, para vivir desde la Visión del Amor, con Paz y acorde a la Visión de la Luz que clarifica todo.

Habitualmente quienes trasmiten desde más allá del conocimiento e incluso desde más allá de sus experiencias como individuos, quienes trasmiten por conexión directa con lo que Es y que todo lo envuelve, no son reconocidos en sus épocas, aunque dejan su impronta y muchos sí les reconocen y se reconocen en ellos.

La vida en el planeta Tierra ha de ser transformada. La forma de vivir, de comunicarse, de actuar, ha de ser transformada. Los apegos a creencias de separación, han de ser transformados. Es el momento inequívoco de vivir desde la Esencia que hace contemplar que en verdad todo está unido, y así se va a ir deshaciendo la ilusión de creer en la separación y de alimentar motivos ilusorios y egoicos por los que entrar en conflicto.

Nunc no habla desde el conocimiento de haber leído libros o estado en escuelas filosóficas o espirituales. Nunc no comunica desde un estado consciencial. Nunc trasmite la Verdad. Él, como Esencia, es la Verdad, Existencia que Trasmite. Como forma, ninguna forma es la verdad ni el camino, pero todo vehículo manifestante de Divinidad, experimenta un estado consciencial profundo e interesante de escuchar. Más bien, en algunos instantes, se trasmite directamente la Verdad, el Camino, la Liberación, porque se está preparado para trasmitir Unificado al mensaje y Ser uno con él.

ACLARACIÓN: Hay personas que experimentan un estado de consciencia elevado. En Nunc a veces es así. Y otras veces no hay un estado de consciencia es una conexión directa que va más allá de un individuo y su estado de consciencia.

No es tiempo de adoración o endiosamientos, es el momento de que cada un@ se transforme en su propio y liberado maestro, permaneciendo por ello, acorde a la Visión en la que todo está unido y no hay identificación con ilusiones que nos separan. Por ello, Nunc colabora con su campo vibracional en eventos presenciales, centros, congresos, retiros y potenciando eventos con su Presencia.

 

 

Nunc colabora a que reconozcas la Verdad que te hace libre, a que conscientemente te entregues al camino de la Consciencia, consciente de que estás realizando tu propio viaje a la Divinidad, al reconocimiento de lo que Eres, más allá de todo disfraz. Y a que experimentes, que tras quitar los velos y la identificación y el dominio de los disfraces que te dan una aparente seguridad basada en lo externo, estás a salvo.

Nunc te recuerda y personifica, que viviendo desde la naturalidad y Alegría de Ser, se activa fluidamente la Vida, la empatía, la colaboración, el respeto, la paciencia, la aceptación, el aprecio, la gratitud, el Amor, la Paz, percibiendo todo como una oportunidad y a todos como compañeros del camino de la vida o incluso, como una parte de ti manifestándose de otra forma. Todos somos una expresión de Amor, como Nunc también nos trasmite.

Nunc crea un campo energético transformador, sanador y conscienciador. Él iba a marcharse de este plano a la edad física de los 35 años, pero salió de la Vibración en la que estaba y que le hacía no existir, como ser no necesitado de evolución. Salir de la Nada a la Consciencia de El Todo, es el acto de Amor más sublime que se puede realizar por la Humanidad. Él ha hecho ese acto de Amor porque la vida le ha activado para ello en estos tiempos. Hay personas que han reconocido y percibido su campo energético incluso estando en otras ciudades o incluso en otros continentes.

 

 

Tras su natural y cercana simpatía, a veces puede pasar desapercibida su profundidad, pero Él es el que Es y tiene las capacidades que tiene y nos trasmite que todos estamos verdaderamente conectados.

No le verás vestido como un gurú, ni clasificándose como maestro o guía espiritual. Tampoco le verás alimentando parafernalias de ningún tipo, más en su sencillez está la virtud de ser verdaderamente coherente con la Verdad de la verdadera Conscienciación, Expansión y Unificación.

Él es el Hijo que se sabe uno con el Padre, y que nos acompaña a todos a que nos Conscienciemos, y experimentemos, que también nosotros somos el Hijo que es Uno con la Divinidad.

Qué suerte tiene la Humanidad de contar con un vehículo manifestante de La Verdad, desde la profunda sencillez del Espíritu. Nunc está y Es, Consciencia, Expansión y Unificación. Y es lo que origina su Presencia.

Lo que trasmite es regulado naturalmente acorde a lo que es necesario, ya que puede emitir frecuencias que para algunos les sería incómodo verse expuestos durante un largo periodo de exposición. Muchos son los que han experimentado El Amor, La Paz o la Luz Divina. Muchos son los que han experimentado con él, en él y a través de él, la Consciencia Crística. Muchos son los que han experimentado La Presencia, La Verdad, La Libertad, La Liberación, El TODO o La Nada.

Entran a operar mecanismos que van más allá del entendimiento, y en verdad no hace falta entenderlo, pero sí es importante comprender que Nunc crea un campo energético transformador, desvelador y liberador. En ese campo vibracional, muchos pueden sanarse de percepciones limitadas; transcender o transformar creencias limitantes; liberarse y experimentar una expansión en su estado consciencial. Ya son muchos los que se han visto transformados en alguna medida, estando en su Presencia y envueltos por el campo energético que Nunc está preparado para trasmitir.

Ninguna forma física puede trasmitir más sin desaparecer. Nunc es el más alto grado vibracional que un vehículo en la realidad manifestada puede soportar. Nunc colabora a que la vibración de quienes le rodean, escuchan, sienten o incluso de quienes son capaces de Experimentarle, se eleve, expandiendo su estado de consciencia para beneficio del individuo que está en su campo energético como en consecuencia, para beneficio colectivo.

Qué importante es realizar eventos en los que Nunc esté presente, porque estos cobran una profundidad no fácilmente descriptible, aunque sí es experimentable por todos, para algunos inconscientemente y para algunos conscientes de ello.

En este momento en el que la Humanidad ha de elevar considerablemente su estado vibracional, la figura de Nunc emerge desde la Esencia Divina para mostrar el Camino Consciente de Amor y Unidad entre todo ser sintiente, porque todos, sin excepción, somos una Expresión Divina; y Nunc lo ratifica con su experiencia y nos acompaña a la nuestra, porque no hay separación. Todos somos Nunc, todos somos vehículos manifestantes de la Divinidad.

Nunc nos trasmite que fluyendo con la vida, podemos experimentar que la Vida se vive en nosotros y a través de nosotros; que podemos experimentar que con la confianza de la entrega total, todo es hecho a través de nosotros; que abrazando la vida, podemos percibir que todo tiene un sentido. Y lo más importante, que no hay separación entre el buscador y lo buscado, por lo que fusionándonos podemos vivir la experiencia vibracional del Cielo en la Tierra.

Gracias a la Existencia por poner en nuestro camino a Nunc, que es la parte Consciente de mí que se reconoce en nuestra Divinidad.

Ir al contenido