DESPERTAD, ¡OH! LOS DORMIDOS, DESPERTAD

Despertad, oh, los dormidos, despertad. Despertad del letargo.
Despertad, oh, los dormidos, despertad.

Contemplad, oh, los ciegos, contemplad. Contemplad el mundo sin perspectiva.
Despertad de la oscuridad y contemplad la luz.

Escuchad, oh, los sordos, escuchad. Escuchad la melodía del silencio.
Despertad del ruido del mundo y escuchad la existencia.

Vivid, oh, los muertos, vivid. Vivid la existencia.
Despertad del vacío de la vida y experimentad la existencia.

Morid, oh, los vivos, morid. Morid a cada paso.
Despertad del pasado y morid en vida.

Despertad, oh, los dormidos, despertad. Despertad del letargo.
Despertad, oh, los dormidos, despertad.

En el libro «Trascendencia – La inexistencia del yo», que acompaña este poema, continúa la siguiente exposición:

Se puede experimentar el despertar dentro del sueño que es la vida, dentro del sueño que es toda realidad manifestada.

Muchos son los dormidos, los que sufren con la somnolencia. Pero tener presente que se permanece dormido es primordial para despertar del letargo y para despertar conscientemente.

Muchos son los ciegos, los que sufren con la ceguera. Pero tener presente que se permanece ciego es primordial para contemplar el mundo sin perspectiva, despertar de la oscuridad y para contemplar la Luz.

Muchos son los sordos, los que sufren con la sordera. Pero tener presente que se permanece sordo es primordial para escuchar la melodía del silencio, despertar del ruido del mundo y para escuchar la Existencia.

Muchos son los muertos, los que sufren muertos en vida. Pero tener presente que se permanece sufriendo muerto en vida es primordial para vivir la existencia, despertar del vacío de la vida y para experimentar la Existencia. Nada tiene que ver sufrir muerto en vida a la Naturalidad experimentada con la muerte en vida. En una hay sufrimiento, en otra liberación.

Muchos son los vivos, los que sufren vivos en vida. Pero tener presente que se permanece sufriendo vivo en vida es primordial para morir a cada paso, despertar del pasado y morir en vida. Nada tiene que ver sufrir vivo en vida a la Naturalidad experimentada con la vida que fluye tras la muerte del yo.

Es vital que los dormidos despierten; que los ciegos contemplen; que los sordos escuchen; que los muertos vivan y que los vivos mueran.

Primero, despierta del sueño; Segundo, contempla; Tercero, Escucha; Cuarto, vive conscientemente; Quinto, muere conscientemente.

Primero, hay un yo que despierta. Segundo, hay un yo que contempla lo que antes no podía contemplar. Tercero, hay un yo que escucha lo que antes no podía escuchar. Cuarto, hay un yo que vive conscientemente. Quinto, hay un yo que muere; y entonces, no hay un yo que alimentar ni que tenga que sobrevivir, ni que tenga que buscar, ni que tenga problemas. Fluidez Natural.

Se puede experimentar el despertar dentro del sueño que es la vida, dentro del sueño que es toda realidad manifestada, y se puede experimentar la inexistencia del yo que sueña.

Pinceladas de Consciencia I

Pinceladas de Consciencia I

Cuando sabes que todo está bien, aceptas lo que llega. Toda circunstancia, por adversa que parezca, contribuye al despertar del sueño de la inconsciencia…

leer más
No busco nada exterior

No busco nada exterior

En este artículo se entrevé la invitación de ir más allá de la mente y de la necesidad externa, pero en los libros incluso se advierte de la trampa que puede suponer centrarse en lo interno y desechar lo externo.

leer más

¡Eres importante! Puedes colaborar en la Expansión Consciencial siguiendo a NUNC en las redes sociales, y compartiendo sus publicaciones▼