Cuando la mente muere

Cuando la mente muere (morir para nacer, morir lo que no se es para que nazca lo que es) cuando la trasciendes, no sientes esos momentos de felicidad temporal que esta te ofrece con un pequeño o gran goce experimentado.

Da igual el lugar donde estés y con quien estés, eso no te hará sentir nada producido por la mente, y de ningún modo alterará tu tranquilidad.

Ahora tu sentir no es proveniente de la mente, sino de la Unidad. Ya no es temporal ni causal, está en ti, y en todo lo que te rodea, en todo lo visible e invisible, y ahora la percibes y sientes. A veces puede ser más intenso, pero siempre estará en ti una sensación de tranquilidad (por definirlo así).

Te invade la tranquilidad interior, ya no sufres por nada, pues eres consciente que nada es real, ni siquiera tú mismo.

Eso no significa, como muchas personas dirían o creerían, que todo te da igual, sino que ya no juzgas desde la mente.

Estás tranquilo, sabes que todo está bien, como ha de estar, vives con plena aceptación de lo que es.

Te invade de vez en cuando un gran Amor por todo lo que ves, por la gente, por ti y por todo.

Ves la gran belleza que nos rodea. No juzgas a la forma (a la gente ni a nada).

La felicidad o la Paz ya no vienen del exterior, sino que está en ti, y has accedido a ella.

Todo está en uno mismo, y lo que proviene de uno mismo es ilimitado, eterno y auténtico. Al contrario que cuando es producido por la mente, que es temporal, perecedero y no tan intenso como las auténticas sensaciones producidas por la conexión con tu real esencia.

Libro 'Viaje a la Divinidad'

Nota: Este artículo fue escrito cuando Nunc se retiró del mundo y comenzó a transmitir su experiencia. Es posible que algunas formas de expresión ahora no fuesen las mismas. Ve hacia lo que apunta, más allá de los conceptos. Te toca discernir.

Con la voz de Yolanda Adabuhi

TE QUIERO

TE QUIERO

Es posible que a través de estas palabras no pueda hacer entender todo el AMOR que Soy y Siento.

leer más
La casa vacía

La casa vacía

Una persona adquiere una casa, está vacía. No hay nada en ella, sólo es un habitáculo en el que va a vivir, vacía, sin nada. Para él es perfecta, está vacía, nada necesita, tal como está cumple su función.

Cuando van a visitarle unos familiares, al ver que está vacía, le compran distintos objetos para que la casa no esté vacía…

leer más
Isla Tranquilidad

Isla Tranquilidad

Esta es una invitación de viaje. Un viaje a una forma de permanecer y de comunicarse que tal vez no sea muy extendida ni conocida, sin embargo, existe y es posible experimentarlo.

Había un lugar conocido como Isla Sufrimiento. Había millones de habitantes en aquel lugar, y no tenían conocimiento de ningún otro lugar en el que residir.

leer más

¡Eres importante! Puedes colaborar en la Expansión Consciencial siguiendo a NUNC en las redes sociales, y compartiendo sus publicaciones▼