Please follow and like us:
Facebook
YouTube
Instagram

1º Prologo del libro:

Viaje a la Divinidad –

Muerte en vida

A través de las líneas de este libro, al lector se le propone acercarse a experimentar la Existencia desde otro lugar diferente desde el que está acostumbrado a hacerlo. Se nos invita a vivir un estado de paz y fluidez, libre de apegos, creencias y trascendiendo el mundo del conocimiento.

Una parte del libro recoge las distintas estrategias de la mente para no perder el control y mantenerse en el poder. Entre ellas están las adicciones, el sentirse atacado, las comparaciones, el control, los juicios, las creencias, las negaciones, los traumas, etcétera.

Otra parte recopila las vivencias del autor en las dos ocasiones en que realizó el Camino de Santiago, y nos muestra las interesantes experiencias en las cuales detalla el sentido que tuvo realizar el Camino de Santiago, las enseñanzas y aprendizajes que obtuvo de ellas, así como expone las diferentes Conciencias (Amor, Paz, Todo – Nada) que se le revelaron a lo largo de su peregrinaje en el Camino de Santiago.

También aparecen una serie de artículos procedentes de otros momentos de su vida y que se presentan como cuentos, parábolas o relatos que transmiten nuevas visiones, ricas perspectivas de la realidad, cuyo contenido quiere ser un aporte para que el lector reflexione y descubra por sí mismo la verdad hacia la que se apunta.

La obra está plagada de mensajes que nos invitan a fluir con lo que la vida trae en cada momento, guiándonos hacia el auto-descubrimiento de nuestro Ser Verdadero. Estos mensajes se dicen con gran sencillez, proponiendo ir desde el interior al exterior. Pretenden que el lector interiorice su vida y la experimente en sus dimensiones más profundas, como la paz, el amor, la aceptación, el ahora, la pérdida de deseo, la mentira del ego y de la mente, etcétera.

Para ello utiliza un lenguaje, sencillo, llano y muy asequible para todos, sin grandes abstracciones ni filosofías complejas. Lo que dice, lo cuenta de una forma tan llana y sencilla que a uno puede pasarle desapercibida parte de la profundidad de su contenido. Va a lo esencial sin florituras y sin prisas, paso a paso. No hay sustituciones de viejas creencias por otras nuevas, ni teorías que estén de moda, no se agarra a nada y no pretende que el lector se agarre, enseguida denuncia posibles trampas y propone distintas estrategias ante ellas.

Es serio. Es interesante. Es revelador. Limpia de muchas confusiones y mentiras acerca de la espiritualidad y se permite el lujo de relativizarla (y eso no lo hace cualquiera).

Aporta miradas nuevas de ver lo que hay, desempolva falsos mitos que se veneran por las atmósferas de la Nueva Era y de los mundos espirituales. Peyorativamente, podría considerársele un libro de autoayuda espiritual, pero no es tan simplista, no hay fórmulas mágicas aunque sí propone caminos y hace constante referencia a que el lector experimente por sí mismo lo que se dice en el libro, y a que no lo crea, ni lo piense, ni lo sienta, sino que le empuja a ir más allá,… sin falsas promesas, sin vender nada a posibles ansiosos compradores y sin forzar nada.

Es muy claro en su lenguaje, a la vez sin actitudes de alguien que va de “sabio maestro”.

Habla de los obstáculos que nos podemos encontrar en el camino vital de cualquiera de nosotros. Frente a estos obstáculos propone diferentes estrategias, denuncia falsas creencias, invitando constantemente al lector a que compruebe por sí mismo lo que se le dice.

El autor transmite sin vanagloriarse que ha pasado por ahí, que se puede pasar por ahí, que no es una utopía sino una realidad posible abierta para todos quienes quieran dejarse explorar por la Experiencia. Este libro es como un mapa que se nos invita a recorrer y se nos recuerda que el mapa no es el territorio, ni del mundo ni del sujeto que crea ese mundo. Quizás pueda confundirse ese mapa con un libro de instrucciones, sería un error por parte del lector, la realidad (sea cual sea) no es tan fácil como leer un libro aunque sea el mismo libro quien lo esté recordando. Al autor no se le puede reprochar nada pues a lo largo de su obra queda patente el esfuerzo constante que hace para evitar que el lector caiga en las redes y trampas mentales.

Me ha parecido, cuerdo, sensato, lógico, honesto, con los pies en la tierra, atrevido, vital, esperanzador, sincero, refrescante, abierto, muy respetuoso y acogedor con todas las posibilidades que uno pueda encontrarse en su camino personal, en la medida de lo posible queriendo crear un puente de ayuda entre el maravilloso mundo de lo Desconocido Inimaginable que tenemos tan cerca y la impotente y limitante realidad en la que vivimos habitualmente.

Creo que ha tenido acceso directo a la Verdad de la que habla, a esa Experiencia de Todo y Nada. Su estilo puede convencer más o menos, pero sabe señalarnos hacia la luna sin que nos quedemos demasiado embobados y distraídos mirando tan sólo a su dedo, lo importante es la luna.

Con su manera de presentar sus libros, va aportar una visión nueva a mucha gente que anda desorientada en este mundo de buscadores espoleados por ese picazón que es el vacío que se siente dentro de uno mismo y que hace huir hacia afuera o bien, hacia adentro.

En resumen, y con la limitación que ocurre con el uso del lenguaje (que se queda siempre corto), este libro puede servir y ayudar a personas que quieran ampliar sus horizontes y puntos de vista y trascender y superar las raíces del miedo, el sufrimiento, el ego, y reconocer la felicidad y la libertad que siempre han estado presentes.

Pero por mucho que se escriba y por mucho que uno quiera expresarlo, las palabras no alcanzan a decir nada de Esto, fracasan en su intento. Ya que no se trata de entender nada sino más bien de vivir y de Ser lo que se Es. ¿Qué más da lo demás frente a Esto? El milagro es que desde esa limitación se pueda apuntar o tratar de señalar hacia lo ilimitado, y en este sentido, con más aciertos que fallos, desde mi punto de vista, Nunc con sus palabras, consigue aproximarnos a la cima a la que todavía nos creemos que no hemos llegado. En realidad, el autor sabe que no hay nada que entender ni que alcanzar, tan sólo vivir la vida tal y como es; y eso es lo que intenta transmitir a través de este libro. Me ha gustado y me ha aportado leer lo que he leído. Gracias por la ocasión dada.

Firmado: Anand Sahido.