Please follow and like us:
Facebook
YouTube
Instagram

En este libro se explican tres posibles formas de percibir la realidad física, la vida. Son tres procesos por los que “el ser humano” puede pasar, en el ascenso hacia la cima de la montaña de la consciencia, en el camino a la Verdad que te hace libre. Los dos primeros procesos son realizados con la inconsciencia e identificación con la forma física, para su enriquecimiento y toma de consciencia. El tercer proceso, el mundo de la experiencia, es cuando se contempla el mundo desde la cima de la montaña, donde la identificación con la mente-ser humano ha sido trascendida, dando paso a un fluir sin expectativas, lleno de alegría y vida interior.

La mayoría de los habitantes de esta realidad física, aún identificados con la mente y su correspondiente inconsciencia y perspectiva, viven en esta realidad atrapados en lo que en este libro se define como “mundo mental” (Pensamiento – acción). Cuando se hace referencia al mundo mental, no es referido a la realidad física como tal, sino a la percepción de la misma bajo una determinada perspectiva. Si cuando leas este texto lo analizas desde la limitada percepción mental no percibirás, tan sólo juzgarás y luego pensarás en lo que estás de acuerdo y en lo que no, quedándote en la superficie y no profundizando. La mente es una herramienta, y como tal has de usarla. Hasta ahora la mente te ha estado utilizando a ti, ella ha vivido a través de ti, y no al revés. Es una herramienta que ha cogido el mando, y eso va a cambiar. En primer lugar, Tú y la mente, no sois lo mismo. Tenlo presente. Ahora has de reeducarla para utilizarla de forma provechosa y beneficiosa, originando pensamientos provechosos, elevados a nivel vibratorio. Cuando se produzcan pensamientos inconscientes y por ello causen algún tipo de sufrimiento, basta con no identificarte con ellos y no darles el poder de dirigir tu vida. Obsérvalos y redirígelos hacia pensamientos de calidad y conscientes. Con pensamientos de calidad, los actos son de calidad, la actitud es de calidad y las palabras también son de calidad.

También se escribe sobre una percepción más profunda que la mantenida con la perspectiva mental mencionada, la percepción sensitiva, lo que en estas páginas se viene denominando, “mundo sensitivo”. Es cuando se comienza o se vive sin el continuo análisis mental de la primera perspectiva, más en contacto con la sensación interior. (Sensación – realización). En ambas perspectivas existe la posibilidad de verse entre mezcladas, por ello se escribe sobre distintas estrategias que impiden fluir conscientemente en la vida, y así llegar a la Experiencia, la perspectiva denominada como “mundo intuitivo”.

Por último, se habla del mundo de la Experiencia, ya ni tan siquiera con percepción propia, donde no hay identificación con el mundo mental ni con el mundo sensitivo, es cuando simple pero profundamente hay fluidez con la vida, comprendiendo las estrategias mentales y sensitivas. También se viene denominando “mundo intuitivo”, (Intuición/fluidez – acción) por la intuición que está desarrollada en fluidez con la Experiencia.

Esta es la historia de cómo la búsqueda en el mundo físico de la felicidad, la Paz, el bienestar, incluso de lo que algunos apodan como la iluminación, te aleja de lo que ya eres y del cometido inicial, encontrar lo que buscas, conectar con ello. En las dos primeras perspectivas se necesita buscar y buscar, pero esa búsqueda es producto de la inquietud de la mente y de su influencia al haber identificación con ella. Cuando toda necesidad de búsqueda cesa, cuando todo deseo desaparece, cuando el resultado no condiciona tu bienestar, cuando estés donde estés lo disfrutas y ya no necesitas la ilusión depositada en el tiempo, entonces llega la Experiencia de Liberación más profunda que jamás hayas podido vislumbrar.

Todo lo aquí expuesto es una herramienta para ir trascendiendo aquello con lo que te identificas y que produce sufrimiento, para ir profundizando y con ello tu perspectiva cambia por completo, dando fluidez a una percepción más profunda y reveladora, para que fluyas con la vida sin todo aquello que es innecesario, produciéndose un profundo cambio en ti.

Una vez hay fluidez con la Experiencia interna y se trasciende la inconsciencia mental, ha de haberse trascendido todo aquello que servía como herramienta y era considerado como verdad, pues tanto las ideas, creencias, verdades mentales… como la realidad física, son inexistentes.

Toda creencia, mental o espiritual, colabora en determinado momento del proceso, pero ha de ser trascendida y eliminar la identificación con ella. Todo lo que leas, en un profundo sentido es inexistente. Todo en lo que crees es inexistente. Toda verdad que se necesite exponer, toda verdad con la que hay apego, toda verdad que se intente imponer, pertenece a la mente o al ser. (A la perspectiva mental o sensitiva). Para Experimentar la Verdad que te hace libre, no ha de haber apego a ninguna idea ni necesidad alguna, ni tan siquiera la búsqueda de esta experiencia. Cuando se fluye con la Experiencia de la Verdad (lo que en el libro “Viaje a la Divinidad – Muerte en vida” se define como “la Consciencia del Todo y la Nada”) la experiencia es liberadora en tal magnitud, que no se pertenece ni hay identificación con nada, y la Fluidez con esa Nada, es Todo.

La Experiencia de la Verdad es fluir con el Origen, sin intermediario alguno.

Lo más profundo para compartir es el silencio.

Hasta que llegue tu propia Experiencia, es lo más profundo que se puede trasmitir

A lo largo del libro son utilizados términos como la Verdad, el Origen, la Experiencia. Estas palabras hacen referencia a la conexión y fluidez con la Energía que es su propio alimento, siendo está energía la que hace Experimentar y sentir profundidad por la presencia, el silencio o las palabras de aquel que fluye con ella.